Factores que pueden alterar la ingesta

Debemos tener en cuenta que un individuo hospitalizado tiene unos requerimientos energéticos diferentes a su situación habitual. Estados febriles, intervenciones quirúrgicas, etc., van a necesitar mayores nutrientes para recuperar el estado inicial del individuo.

A continuación, se describen algunos factores que pueden alterar la ingesta:

  1. La propia enfermedad.
  2. Efectos secundarios del tratamiento farmacológico.
  3. Duración de la estancia hospitalaria.
  4. Horarios en las comidas.
  5. Temperatura de la comida.
  6. No elección de menús.
  7. Ausencia de áreas adecuadas.
  8. No satisfacción de algunos menús (diabético, hipertenso, etc.)

La mayoría de los pacientes ingresados comen la mitad o menos de la dietas que se sirve, siendo la causa más frecuente la disminución del apetito.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.