¿Existe desnutrición hospitalaria?

La desnutrición relacionada con la enfermedad constituye un problema sanitario de elevada prevalencia y altos costes. En España, la prevalencia de desnutrición de los pacientes hospitalizados se ha estimado entre el 30% y el 50% (García de Lorenzo, A., Álvarez, J.,Planas, M., Burgos, R., Araujo, K. Multidisciplinary consensus on the approach to hospital malnutrition in Spain. Nutr Hosp. 2011;26(4):701-710).

¿Por qué ocurre esto?

Diferentes factores influyen en estas tasas tan elevadas. Desde la propia administración, que no tiene en cuenta las necesidades nutricionales de los pacientes, hasta una inadecuada regulación, pasando por la ignorancia del propio profesional sanitario, hasta el coste económico que supone la desnutrición hospitalaria.

Quiero saber más.

5 respostes a «¿Existe desnutrición hospitalaria?»

    1. La desnutrición relacionada con la enfermedad es un problema altamente prevalente. La DRE es un problema de etiología multifactorial muy complejo, en el que intervienen de forma directa la propia enfermedad, sobre la que inciden algunos factores modificables que la pueden modular hospitalización, profesionales de la salud….; La desnutrición tiene un impacto muy directo sobre la evolución de la enfermedad, incrementando la morbilidad, la mortalidad y el gasto sanitario generado por la enfermedad.

      La principal causa de desnutrición en la enfermedad es el aporte energético-proteico insuficiente por diferentes factores en el medio hospitalario,además la dieta puede resultar poco atractiva y puede empeorar la anorexia causada por la enfermedad. La fisiopatología de la desnutrición está muy ligada a los cambios metabólicos de las situaciones de ayuno y estrés metabólico. Los cambios metabólicos aparecen dependiendo de la causa desencadenante de la desnutrición.

      La propia hospitalización contribuye al deterioro nutricional del paciente ingresado, interactuando de forma compleja con la patología que ha motivado el ingreso hospitalario como cambio de hábitos, situaciones emocionales reactivas, exploraciones complementarias, tratamientos quirúrgicos, otros tratamientos, pacientes neoplásicos, la propia nutrición aportada por la hostelería del centro.

  1. Partiendo de la base de que los pacientes hospitalizados, sólo por su estado anímico pierden interés por su alimentación, hay que tener en cuenta que diversas patologías inciden además en que pierdan peso. Por ejemplo en pacientes traumáticos que deben permanecer en reposo algún tiempo se produce una pérdida de masa muscular por la falta de movilidad. Pacientes con patologías digestivas que deben permanecer en periodos de ayunas para la realización de pruebas diagnósticas, también ven disminuidas tanto el número de ingestas como la calidad o aporte nutricional de los alimentos que se les facilitan.
    A esto hay que sumar la falta generalizada de calidad o atractivo de las dietas de los pacientes. En la mayoría de los casos son poco consistentes, poco apetecibles, con procesos que desnaturalizan los alimentos o a temperaturas inadecuadas.
    Por tanto, no sólo la alimentación hospitalaria no favorece la recuperación del paciente, sino que además lo deja en un estado tanto anímico como nutricional peor del que tenía en el momento de su ingreso.

  2. Tras leer el editorial de la desnutricion hospitalaria, tengo que decir que estoy de acuerdo que hay que hacer cambios desde todos los niveles, porque es cierto que tenemos un alto ratio de enfermos /enfermera pero solo preguntamos al enfermo que si ha comido bien y nos fiamos de su respuesta. Lo cierto que para ellos muchas veces comer la sopa o pure ya han comido bien .

    Es muy cierto la falta de conciencia en el tema dieta, que es un problema en los servicios hospitalarios, es habitual tener que reclamar al medico en mas de una ocasion que hay enfermos en observacion de varias horas de evolucion e incluso que se les ingresa, y no tienen ni sueroterapia ni dieta pautada.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *